Pre-poo, co-wash y clarify | Definición y uso

 

Hoy os voy a hablar de 3 términos muy comunes en el cuidado del cabello afro, si frecuentas webs y foros americanos sobre nuestro cabello  y se os da bien el inglés ya sabrás de lo que  hablo, de todos modos para l@s que no aquí lo resumo.

PRE-POO

Digamos que la traducción sería pre-champú (shamPOO), es decir antes del champú.
Consiste en aplicar un tratamiento antes del champú, normalmente se aplican aceites o mascarillas, aceites calientes, y estás se dejan actuar entre diez mitos, 1 ó 2 horas o toda la noche. Se suelen aplicar en toda la cabeza, en la mitad de la melena o solo en las puntas, dependiendo de la zona a tratar, y se puede cubrir con una toalla (puede ser caliente), un gorro de plástico para baño o con un simple recogido.
Después de hacer el pre-poo se lava el pelo con champú de la forma habitual.

CO-WASH

Consiste en lavar el pelo solo con ACONDICIONADOR. A veces nuestro cabello no aguanta demasiados lavados frecuentes con champú ya que lo reseca, por lo que con el acondicionador solo además de cumplir su función acondicionadora, limpia y refresca y humecta nuestro cabello sin ser tan agresivo como los detergentes del champú.
En su composición los acondicionadores suelen llevar una pequeña base lavante.
Aplica el acondicionador sobre tu cabello mojado, masajea bien y desenreda tu cabello, después aclara y comprueba los resultados sobre tu cabello.

Por ejemplo:  Si lavas tu cabello 2 veces por semana, puedes hacerlo un día con tu champú habitual y otro con acondicionador.

CLARIFY

En este caso clarify se refiere al uso de un champú clarificante (con sulfatos).
Su función es eliminar la grasa y sebo y otras suciedades que se acumulan en nuestro cabello y cuero cabelludo. Este tipo de champú no se usa con frecuencia, ya que los sulfatos destruyen la grasa natural del cabello, por lo que su uso habitual normalmente es de una vez al mes.

Un champú utilizado por las mujeres americanas para tal labor es Suave. Aquí en España serían aquellos indicados para la eliminación de grasa.



Cosmética: Ingredientes Que Hay Que Evitar

Incluyo un artículo escrito por Brigitte García que me parece bastante interesante, explica muy bien los ingredientes que debemos (o deberiamos) evitar en mucho productos cosmeticos que usamos en nuestro día a día. Pronto publicaré otra entrada centrandome en los ingredientes a evitar de los champús y algunos productos capilares.

Algunos cosméticos llamados “naturales” contienen en su composición numerosos ingredientes nada naturales. Esta es una pequeña guía para conocerlos. Sus nombres se suelen indicar por orden decreciente según la cantidad utilizada, pero con una nomenclatura internacional llamada INCI que es incomprensible para los profanos. No obstante, vamos a ir fijándonos para poder evitar algunos de los más perjudiciales.
Aceites Subproductos de la petroquímica, como la parafina y la vaselina, que se encuentran en la mayoría de las cremas bajo numerosas denominaciones por ejemplo paraffinum liquidum, ozokerite, cera microcristalina, petrolatum, hydrogenated poly isobutene, etc. Son nocivos porque la piel no los puede metabolizar y en gran cantidad pueden impedirnos respirar. ¿Por qué lo utilizan los fabricantes? Simplemente porque son inalterables y baratos. Lo mismo ocurre con las siliconas, que se añaden para dar fluidez, fijar los perfumes y porque no son biodegradables. Se les reconoce bajo los nombres de cyclomethicon (cremas), dimethicone (maquillajes), dimethicone copolyol (champús).

Emulsionantes Se encuentran en las tres cuartas partes de los productos y sirven para unir el agua al aceite de manera estable. Hay que evitar: los polyethylenglycols, fabricados a base de gas altamente tóxico que necesita un equipamiento de alta seguridad. Forman parte de los mayores riesgos industriales. Hay decenas de ellos bajo las siglas PEG.

Las bases lavantes Evitar el sodium laurylsulfato, un tensio activo a base de PEG muy agresivo para las mucosas y que puede contener residuos de dioxinas. El sodium lauryl sulfato es uno de los más irritantes, a pesar de su origen vegetal. Lo podemos encontrar en los champús, dentífricos, y en numerosos productos autodenominados “naturales”.

Los conservantes Los más corrientes son los paraben. De origen químico, tienen un potencial alérgico importante. Algunos nombres: methylparaben, ethylparaben, butylparaben… Algunos fabricantes han encontrado alternativas a los conservantes, asociando diversos aceites esenciales y trabajando con productos en bruto, no refinados, que envejecen mejor.

Autor: Brigitte García
Fuente: http://www.holistika.net/salud/belleza_natural/cosmetica_ingredientes_que_hay_que_evitar.asp