Rutinas de mañana para pelo afro y rizado

Patricia

Patricia

Por los mundos afro me conocen como Tris. Soy aragonesa, residente en Barcelona.
Decidí crear AfroHair en el 2008, durante mi periodo de transición hacia el cabello natural, con el objetivo de aprender y compartir conocimientos sobre el cabello afro. También me gusta todo relacionado con la belleza y cosmética.
Patricia

Generalmente se da por hecho que esta rutina de mantenimiento diario / rutina de día es algo sencillo de llevar a cabo, sin embargo es uno de los temas que más me suelen consultar, y no solo por parte de principiantes…

Cuando se habla de rutina la información existente se enfoca mucho en el “wash day” o  ritual de lavado, acompañado del tratamiento o mascarilla para complementar, y del estilizado y/o los  estilos de protección realizados como parte final.

Dejando un poco de lado a lo que pasa en los días posteriores: el mantenimiento diario, la verdadera rutina del día a día.

¿Qué es lo correcto para una rutina de mañana?

La base correcta está en tratar de entender lo que necesita tu pelo, y dárselo. Además de conseguir que su aspecto luzca como a ti te gusta.

¿Cuáles son los pasos principales?

No hay una norma fija, puede ser que necesites re-hidratar, o solo acomodar el pelo, o tu estilo protector tan solo requiera un poquito de spray humectante cada dos días, o por tu ritmo de vida lo tengas que lavar a diario….

Lo más habitual o “pasos de manual” es hidratar, sellar, dar estilo, pero no es una regla.  Depende mucho de cada cabello, de su estado de salud, del estilo que se lleve, del clima, estilo de vida de la persona etc.

Mi rutina es escasa vs. mi rutina tiene demasiados pasos

Si tu rutina te funciona, no importa el número de pasos que hagas.

Aunque siempre por practicidad y ahorro, se recomienda que sea simple, rápida y necesite el menor consumo de productos posible.

 

Rutinas de mañana para pelo afro y rizado

Lo mejor para hablar de rutinas es contar con ejemplos reales, por eso te traigo 10+1 rutinas compartidas por 10 voluntarias; entre ellas vloggers/bloggers, seguidoras, amigas, y parte de mi staff. (¡¡<3 gracias a todas!!)

Continuar leyendo


Wash & go exprés…. (o para vagos)

Patricia

Patricia

Por los mundos afro me conocen como Tris. Soy aragonesa, residente en Barcelona.
Decidí crear AfroHair en el 2008, durante mi periodo de transición hacia el cabello natural, con el objetivo de aprender y compartir conocimientos sobre el cabello afro. También me gusta todo relacionado con la belleza y cosmética.
Patricia

El wash & go (W&G) o estilo de rizos definidos con apariencia de recién lavados, es uno de mis favoritos para llevar el pelo suelto. Pero no siempre tengo tiempo ni ganas de entretenerme en seguir los pasos que conlleva:  generalmente consiste en lavar o humedecer el pelo, separarlo en secciones, aplicar  productos de hidratación y/o estilo en un determinado orden (siempre uso acondicionador sin enjuague/leave-in, aceite/manteca y gel)

En esos días en lo que prima la pereza, dispongo de poco tiempo, o me surge cualquier imprevisto, y me miro al espejo y pienso ¡¡Oh Dios que pelos llevo!! sigo un método con el que logro conseguir casi- mismo efecto de un wash and go tradicional en un tiempo récord.

omg mi pelo

Rizos listos en 5 minutos…

o algo más si los tengo que utilizar el secador de mano 😉

Materiales

  • Acondicionador de batalla, es decir económico, de formato grande y que funcione bien como leave-in, que sea capaz de eliminar enredos, proporcionar hidratación y de algo fijación y peso a los rizos.

(Actualmente uso el acondicionador Basic de Eroski, que cunde muchísimo ó TRESemmé Naturals Moisture -que de momento NO venden en España ¿aún?!! 👿 –  También me gusta mucho para este uso el acondicionador Technic de DIA%)

  • Una toalla vieja o a la que no tengas mucho aprecio, por que  tras este método, puede acabar algo pringada y con tacto basto en cuanto se seque, si no se pone a lavar de inmediato.

(Para secarme el pelo siempre uso una toalla-turbante de microfibra, las venden en Mercadona, Decathlon, Ebay, etc)

  • Otros útiles que puedan ser necesarios para el lavado o desenredado del pelo: Pinzas, peine… (es opcional)

Pasos

  • Lavo el pelo, según proceda; champú o co-wash.  En ocasiones solo lo mojo con agua.
  • Enjuago abundantemente hasta retirar todos los restos de productos aplicados (únicamente si lo he lavado con champú o co-wash).
  • Con el cabello mojado (no húmedo, esto quier decir goteando) aplico mucho acondicionador. Mucho es mucho, por algo aconsejo utilizar uno que sea económico.  Lo aplico por secciones, saturándolas bien y a la vez que lo extiendo, con los dedos desenredo y separo el rizo para que no quede apelmazado.

wash & go fácil  Mi pelo bastante cargado de acondicionador

  • No enjuago el acondicionador. Envuelvo el pelo en la toalla y permanezco con ella unos 5 ó 10 minutos para que absorba el exceso de agua. No froto el pelo, ni  lo estrujo, la dejo tal cual. Obviamente una pequeña parte del acondicionador también será absorbido por la toalla, pero como me he asegurado de aplicarme MUCHO, mi pelo seguirá provisto de una cantidad que será suficiente para que quede hidratado, manejable y a la vez proporcione algo de fijación al rizo una vez esté seco.
wash & go fácil
 
  • Cuando me quito la toalla, doy un poco de estilo en general. Esto es básicamente recolocar el pelo a mi gusto, normalmente agito la cabeza para que los rizos se vean más sueltos a lo “leona”, o bien ahueco las raíces con un peine de púas largas -peineta afro ó afro pik- para lograr más volumen  …  Cuanto menos se toquen los rizos mejor, y así no se alterará demasiado su definición natural y ni se encresparan.
  • Dejo secar al aire, o lo seco con secador a temperatura suave,  evitando manipular mucho el pelo por la misma razón que  he explicado en paso anterior

Y con este truco tan sencillo tengo mis rizos listos en un santiamén.

Todo ello se puede resumir en:  mojo el pelo, extiendo el acondicionador, enrollo la toalla al pelo hasta que absorba el agua sobrante  y… ¡Ya está!

En la primera foto aún tengo el cabello húmedo, y en las siguientes ya está completamente seco. Como se ve mi tipo de rizo tiene mucha contracción 😛

Ventajas, desventajas y diferencias

Las diferencias, que noto en mi pelo, respecto al wash & go tradicional no son muchas, aunque “haberlas haylas”.

  • Productos

Para empezar, con el W&G convencional suelo utilizar productos que son más caros o de acceso más díficil y con los que trato de conseguir el máximo aprovechamiento en su aplicación… por lo tanto no me echaría medio bote de un producto carísimo con la misma alegría que lo hago con el acondicionador económico.

  • Duración

Con este método al no utilizar geles, la forma del rizo se pierde antes. Aunque  juega un papel importante las características del pelo y  el mantenimiento que se le de por la noche y en los días siguientes.

  • Definición

La definición que aporta el acondicionador en mi pelo es bastante buena, aunque como explico en el punto anterior es menos duradera. El rizo conserva un aspecto más fiel a su patrón real. Una vez que todo el pelo ya está seco, mis rizos quedan flexibles y adquieren un tacto suave.

Algunos geles,  al  acartonar el rizo pueden verse un poco más abiertos y por lo tanto menos encogidos, aunque también con un aspecto más rígido y tacto algo “crunchy” por la propia fijación.

  • Aplicación en mojado vs. húmedo

La diferencia de aplicar el producto en la ducha con el pelo muy mojado, es que  el acondicionador se aplica mucho más rápido, que es de lo que se trata este wash & go  express –o para vagos-.

Al aplicar sobre el pelo mojado toda la melena está en las mismas condiciones,  muy manejable y estirada por estar cargada de agua, lo que facilita extender perfectamente cualquier producto.

Mientras que con el W&G convencional, tras estilizar con los productos las primeras secciones de mi pelo, las últimas ya han comenzado a secarse  haciendo que algunos rizos se me esponjen, y pierdan esa forma característica de recién lavados, por lo que es necesario volver a mojarlos.

En definitiva, esto es un método idóneo para ocasiones en las que hay poco tiempo para arreglarse el pelo, aunque de cara al buen tiempo puedo estar semanas haciéndolo de continuo por que es muy cómodo.

Igualmente adoro el wash & go tradicional,  que suelo hacerlo cuando tengo más tiempo para mimar mi pelo.

Wash & go exprés o tradicional… ¿Cual es tu favorito? ¿Como defines tu rizos?


Meli´s Hair Update | Enero

Meli

Colaboradora en AfroHair

Latest posts by Meli (see all)

Meli update enero2013

Como que ha crecido un chin ¿no? La verdad es que estoy muy contenta con el crecimiento de este mes, he estilizado mi pelo con wash & go usando Eco Styler de argán, Giovanni leave-in y aceites de ricino, jojoba y coco.

Próximamente compartiré con ustedes mi rutina.

Un beso pajonuas.

 


Las 4 Cosas que no sabías sobre mi cabello y sobre mi

Patricia

Patricia

Por los mundos afro me conocen como Tris. Soy aragonesa, residente en Barcelona.
Decidí crear AfroHair en el 2008, durante mi periodo de transición hacia el cabello natural, con el objetivo de aprender y compartir conocimientos sobre el cabello afro. También me gusta todo relacionado con la belleza y cosmética.
Patricia

He decidio hacer este post a modo de respuesta hacia el post de Rosa Kinky LAS 4 COSAS QUE NO SABIAS DE MI CABELLO Y DE MI….   contándoos yo también 4 cosillas sobre mi cabello y sobre mi….

 

Tengo canas…

Detecté la primera con 28 años,  y no, no se llevarlas con orgullo… me molesta tenerlas ahí, sinceramente,  de momento solo las cubro con henna y recientemente me puse un (pseudo-) tinte que temporalmente las disimula,  pero aunque mucha gente me diga que no se me ven, que no es para tanto,  yo se que estan ahí….

El temor real no es la falta de color… soy consciente de que tarde o temprano acabaré con el cabello blanco, es ley de vida,  lo que realmente me aterra de las canas es esa textura plasticosa –tipo pelo de Barbie– y sobre todo la falta de rizo… hablando en plata, mis canas apenas son rizadas.
¿Acabaré en mi vejez con una melena lisa? 🙁

 

Pelos y más pelos…

Si algo odio de ser natural son los pelos caídos…  cunden hasta la saciedad..

Cada vez que me lavo la cabeza se produce un desfile de pelos muertos por el plato de ducha (tiene su lógica, solo me lo peino cuando me lo lavo o lo llevo suelto)… los pelos caídos parecen tener más vida propia que cuando residían en mi cabeza… pelos que se me pegan a la piel mientras me enjabono,  cuando abro un bote de mascarilla o de gomina, oh! sorpresa!! siempre hay un dichoso pelo nadando en el interior, en definitiva pelo por todas partes….

No me obsesiona la caída del pelo, por que el volúmen que se desprende es normal (lo dicho, no me peino a diario), pero me revienta dejar rastro de pelos cada vez que me dispongo a mis cuidados habituales,  y los apuros que paso cuando me toca lavarmelo en otro sitio que no sea mi casa, aunque  siempre limpio despues, me avergüenza pensar de que pueda quedar algún pelo mío por ahí.

¿Por que cuando tenia el pelo liso no llamaban tanto la atención cuando se caían?

 

No me gusta que me manipulen el pelo

Pese a lo poco que me gusta que manipulen mi cabello, y no frecuentar demasiado la peluquería, para mi gusto he pasado por unas cuantas manos – demasiadas–  a lo largo de mi vida.

Creo que este es un “mal común” que sufrimos muchas chicas con el pelo afro, indistintamente que sea cabello natural o procesado.  Aunque es más habitual en el primero.

Me aterra topar con gente poco  cuidadosa que trata el cabello sin ninguna delicadeza, que peina a tirones, o con medidas  higiénicas en los materiales de trabajo deficientes (nota mental: A partir de ahora siempre que valla a la pelu llevaré mis propios peines y herramientas)

Aunque a veces es necesario y no me queda más remedio que dejar mi cabello en manos de alguien, especialmente cuando quiero hacerme trenzas con pelo postizo… En estos casos siempre me tomo un par de gintonics ibuprofenos por si acaso, nunca se sabe si acabaré con el cuero cabelludo dolorido, con cervicalgia, o con un dolor de cabeza bestial por la música a toda pastilla durante horas (bastante típico en peluquerías latinas y africanas) .

Mi madre, aunque no me suele manipular mucho el pelo, a la hora de cortar las puntas es la única persona en la que confío… lástima que ahora nos separan muchos kilómetros y no me las puede recortar con más frecuencia.

 

Mi pelo no es negro

Y de pequeña era casi rubia …

Mi color  natural realmente es castaño oscuro, -como el de la mayoría de miembros de mi familia materna-, aunque  en interiores, sitios con poca luz y en las fotos siempre se me suele ver negro e incluso azulado.

Hasta los 4 ó 5 años de edad, durante los veranos mi pelo se llenaba de bellos reflejos dorados, la verdad es que lo recuerdo perfectamente y me encantaban. (Lástima no tener fotos donde se apreciase bien)  Me llamaban ricitos de oro 😛  Muchos veranos he tenido la esperanza de que esos reflejos reaparecieran, pero jamás ha sido así.

 

Y tu… ¿Qué 4 cosas tienes que contar sobre tu cabello?