Hecho en Casa | Aceite de Cayena

La cayena, es una clase de guindilla, que aplicada en aceite o en loción sobre el cuero cabelludo a través de masajes estimula la circulación sanguínea favoreciendo el crecimiento del cabello. También ayuda a controlar, o en algunos casos mejorar, la pérdida de cabello.

Yo llevo sobre 2 años utilizando cayena macerada en aceite de oliva, y la aplico 2 ó 3 veces a la semana en las temporadas en la que mi pelo denota un crecimiento más lento (otoño / invierno).
No es que con este aceite mi cabello halla experimentado un crecimiento exagerado, no suelo creer en las pociones milagrosas, pero si que he notado que ayuda bastante a mantener un ritmo constante de crecimiento, quizás un poquito más rápido.

Este aceite, es muy sencillo de hacer por el proceso de maceración. La receta está indicada para elaborar un aceite bastante concentrado, por lo que su uso debe ser similar al de un aceite esencial, yo lo hago en envases de 50ml ya dura muchísimo, con 2-4 gotas es suficiente para masajear el cuero cabelludo.

Este aceite no es apto para personas con el cuero cabelludo sensible, irritado o con heridas, ni se debe usar hasta varios días después del desrizado.

Cayena deshidratada

Ingredientes 
5 ó 6 cayenas  (cantidad orientativa para obtener 50ml de aceite concentrado)
Aceite de oliva

Utensilios
2 envases(*), bien limpios o esterilizados, preferiblemente de cristal, uno para macerar y otro para trasvaasar el aceite final.
Un embudo o filtro(*)

Preparación
Se rompen las cayenas por la mitad, solo un poquito, sin llegar a dividirlas, para que así el aceite las empape mejor.
Se meten en el recipiente  y se cubre totalmente -sin que toque el tapón- con aceite de oliva, y se deja macerar.
Se pueden dejar macerando de dos formas :

  •  En frío. Se deja  envase durante 40-60 días en un lugar oscuro, fresco y seco, y se remueve de vez en cuando. -Este es el proceso que yo siempre hago.-
  •   Al sol, se deja el envase durante 40 días en un lugar donde le dé la luz solar de día y al sereno durante la noche.

Durante las primeras semanas las cayenas flotan en el aceite, después se van hundiendo en el fondo del envase.

El aceite resultante oscurece ligeramente y toma un más olor fuerte.  Conviene remover de vez en cuando.
Pasado este tiempo, se filtra para separar las cayenas del aceite a la vez que se trasvasa a otro recipiente, y ya está listo para usar.

Cayena macerando en aceite de oliva

Variantes

Se puede sustituir la cayena por otra clase de guindilla deshidratada (ají, chiles, etc).

Si el aceite de oliva resulta muy graso o demasiado aromatico se puede sustituir por uno de olor neutro y textura ligera como el de almendras.

(*)No es imprescindible separar la cayena tras superar el tiempo de maceración, si no se han producido alteraciones que denoten mal estado, se puede utilizar el aceite directamente del mismo envase, por lo que no sería necesario tener otro ni tampoco el embudo.

Yo no siempre las separo, algunas veces suelo dejarlas hasta que se me acaba el aceite.

Si se desea un aceite menos concentrado poner menos cayena y/o añadir más aceite utilizando un envase de mayor capacidad.

 

  • Nota mental:  Para uso culinario este aceite junto con otros ingredientes resulta delicioso para aderezar pizza y pasta, puedes ver la receta para elaborar aceite picante aquí

Receta natural – Spray hidratante de aceites con aloe vera y glicerina

Hoy os traigo una nueva receta que Melina, seguidora de este blog, me ha enviado para compartir con todos vosotros.
Yo personalmente todavía no he podido probarla por falta de algunos ingredientes clave como el jugo de aloe vera o el aceite de jojoba que estoy pendiente de adquirir en breve, pero conociendo las buenas virtudes que ofrecen cada uno de estos ingredientes por separado, considero que juntos deben de brindar una buena hidratación, brillo y fortaleza al cabello.
En cuanto yo la pruebe,  os daré mi opinión.

“La receta que quiero compartir es muy sencilla y el pelo me queda muy hidratado, suave y con un olor que me encanta.

Ingredientes:
Jugo de aloe vera.
Aceite de jojoba.
Aceite de oliva.
Aceite de almendras.
Glicerina.
Aceite de Monoï de Tahiti.

En un bote de spray lleno hasta la mitad con jugo de aloe vera y voy añadiendo un poquito de cada aceite. Finalmente hecho unas gotas de glicerina y de Monoï. Lo agito, y listo para usar.
Lo bueno de esta receta es que es muy sencilla y la puedes hacer con otros aceites que tengas.
Y cuando no tienes tiempo para hacer el sellado esta es la mejor opción, pues después del lavado, incluso sin leave-in, el pelo queda estupendo y cada vez que quiero humedecer el pelo lo utilizo, a mi me dura bastante, porque tengo el pelo corto.
Además noto que el pelo me esta creciendo más rápido y todo el mundo me pregunta que es lo que uso que huele tan bien.”

Coconut Relaxer

Hola!

Hace unos días por casualidad dí con una receta para elaborar un relaxer natural.  Ya llevo unas semanas un tanto aburrida con el pelo, pues me apetece mucho cambiar de estilo pero no me veo bien con el largo actual cuando lo llevo seco,en mojado mis rizos son bastante largos, pero ya se sabe… cuando se secan pierden 3/4 partes de su tamaño.

Mi idea es estirar los rizos de forma natural, que queden lo máximo posible “hacia abajo” y más abiertos, sin productos químicos ni efectos permanentes e irreversibles.

 

 

No funciona como un relaxer químico convencional, es decir que con esta receta no se va a conseguir un liso “tabla” o unas ondas abiertas como con un texturizador, pero ayuda bastante.

Su efecto no es permanente.
La constancia con este tratamiento es importante para obtener mejores resultados, especialmente en cabellos con rizos muy apretados, kinky.
Esta receta además acondiciona profundamente el pelo.

Ingredientes + elaboración

Info adicional sobre ingredientes:

-La receta original se realiza con crema de coco, pero se puede emplear en su lugar leche de coco. La crema de coco es más densa, aunque contiene más azúcar que la leche. Esto es a gusto de cada persona. Yo he empleado leche al no encontrar crema.

-Para conseguir mejor textura de la leche y que esta no sea tan líquida, aconsejo meterla en la nevera unas horas antes a su uso.

-El yogur preferiblemente ha de ser sin azúcar y desnatado o bajo en grasas.

Review:

Como habéis podido apreciar en el vídeo, mi cabello apenas ha cambiado pero si se nota con más movimiento, el rizo está más suelto y pesado en seco. Este es el efecto que he deseado siempre pero que no conseguía mantenerlo una vez seco. Me ha durado así 2 días, hoy Lunes vuelvo a tener mi rizo con su forma habitual.
Seguiré este tratamiento de forma semanal con el fin de abrir un poco más los rizos.
Añadir también,  que esta mezcla me ha resultado super desenredante.

(Nota mental: no dejéis la mezcla cerca de animales de compañía, no os pase como a mi, con mi gato que casi se come)