Hablemos sobre hidratar y sellar

Que nuestro tipo de cabello necesita MUCHA HIDRATACIÓN, no es ninguna novedad.

El pelo afro es seco por naturaleza puesto que las glándulas sebáceas son más pequeñas y segregan poca cantidad de sebo, además la forma curva de las hebras dificultan que estos aceites naturales se extiendan a lo largo de ellas. Lo que lo favorece a que se deshidrate  fácilmente y se vuelva más frágil que otros tipos de cabello.

Por eso nuestro cabello necesita un cuidado específico y regular de hidratación. Para aportar aquella que de forma natural carece.

Los enredos, la falta de brillo, la sequedad, el tacto áspero, las puntas abiertas, la rotura, el encrespamiento excesivo, la falta de definición son problemas bastante frecuentes,  y la gran mayoría de veces tienen como punto de origen en el nivel de hidratación o algún paso incorrecto en su mantenimiento diario.

¿Cómo y con que productos podemos hidratar el cabello?

  • Agua. No es necesario meter la cabeza bajo la ducha cada día, a no ser que te guste hacerlo o coincida con tu día de lavado o co-wash. Por lo general es suficiente con humedecer el pelo con un atomizador con agua para darle su ración de hidratación.
  • Leave-in líquido (acondicionador líquido hidratante sin aclarado). Indicado para la misma función que al atomizar con agua, además de recibir los beneficios de los ingredientes que contenga el producto. Hay muchísimas marcas comerciales, como ejemplo se me ocurre el Revitalizing Leave-In de Jane Carter Solutions, y también se pueden utilizar versiones caseras con mezclas de agua con acondicionador /aceites / ingredientes humectantes (encontrarás muchas ideas en el post: ¿Qué contiene tu botella de spray?).
  • Crema acondicionadora sin acalarado o Leave-in. Son cremas hidratantes para el pelo. Se pueden usar sobre el cabello húmedo o seco. Normalmente este producto se suele aplicar después de haber hecho cualquiera de los dos pasos anteriores. Además de agregar hidratación, suele aportar otras funciones –depende de los ingredientes y “gustos” de tu pelo- como suavidad, manejabilidad, facilitar el desenredado, según su aplicación, en seco o en húmedo, mejorar el aspecto, pudiendo lograr menos encrespamiento y mejor definición de los rizos.  Va bien la aplicación sobre el cabello en seco cuando es necesario hidratarlo llevando estilos en los que se ha modificado temporalmente el patrón del rizo (por ejemplo twist outs/ braid out/ blow out/ alisado con calor) y no se permite agregar agua o un producto muy líquido por que lo haría encoger, desbaratando su forma.

 

hidratar y sellar pelo afro

Recuerda que hidratar no implicar ir con la cabeza goteando.

Siempre, siempre, siempre, nos debemos fijar en que nuestro producto para hidratar contenga agua como ingrediente principal.

 

¿Que es sellar?

Definiéndolo de la forma más sencilla consiste en agregar una ligera capa de aceite sobre el pelo previamente hidratado con un producto a base de agua. De esta forma conseguimos que el agua se mantenga más tiempo en el interior del cabello, por que el aceite actúa a modo de “escudo” evitando la evaporación de esta y por lo tanto manteniendo nuestro pelo hidratado por más tiempo.

 

¿Con que productos sellamos nuestro cabello?

Los aceites y mantecas naturales son la mejor opción y los que mejores resultados y beneficios van a aportar a nuestro cabello.

Entre los aceites más comunes para sellar se encuentran el de coco, oliva, semilla de uva,almendras dulces,  jojoba (el más parecido al sebo natural del cuero cabelludo) aguacate, sésamo, ricino, etc… y mantecas como la de karité, cacao, cupuacu, aguacate, etc..

Siempre trata de obtenerlos en la versión más natural o en su grado más puro posible. Esto quiere decir que de preferencia no contengan ningún ingrediente artificial como fragancias sintéticas, perfumes, siliconas, aceites derivados del petróleo, colorantes y parabenos…

Los aceites y mantecas selladores también se pueden utilizar de forma individual o mezclados.

Algunos ejemplos de mezclas de este tipo, caseras o comerciales son:

¿Como sellamos el cabello?

Después de hidratar el cabello con cualquiera de las tres formas anteriormente citadas, aplicamos unas gotitas de aceite sobre las palmas y distribuimos a lo largo del pelo, puede ser desde la raíz a las puntas o solo desde medios a puntas. Es muy importante que los extremos de nuestra cabellera siempre tengan su capita de aceite a modo protector a fin de prevenir su rotura y con ello preservar la longitud.

Sellar no es sobre engrasar, hay que aplicar una cantidad pequeña de aceite, como medida de referencia inicial se puede probar con media cucharadita de las de postre. Sellar tampoco implica ir dejando rastros de grasa por los sillones, almohadas y prendas donde apoyes o roces tu cabeza, ni que visualmente tu pelo se vea con un aspecto sucio y apelmazado. Este tiene que quedar suelto y con cierto movimiento –teniendo en cuenta el tipo de textura afro que tengas-.

sellar el pelo con aceite

 

Las claves finales

  • El agua no reseca el pelo, en una de las  reuniones afro que organicé hace tiempo, unas chicas me plantearon esta duda. El agua siempre hidrata, pero también se evapora muy rápido, más si el cabello es muy poroso, de ahí la importancia de sellar para evitar esta pérdida rápida de agua y que retorne de nuevo la sequedad.
  • No apliques directamente el aceite sin haber hidratado antes. El aceite por si solo no tiene la capacidad de hidratar. Si te saltas el primer paso, tu cabello se sentirá reseco, grasiento y incluso puede que tome un tacto duro.
  • Es necesario que te tomes tu tiempo en probar y valorar que productos y técnicas son los que realmente te funcionan para mantener el pelo con un grado óptimo de hidratación.
  • Los cabellos afro con texturas más rizadas suelen responder mejor con los productos hidratantes muy cremosos y aceites densos. No es una regla general, pero si suele ser bastante común.
  • No hay dos cabellos iguales, la frecuencia de hidratación y sellado no la misma para todo el mundo, hay quien necesita seguir estos pasos varias veces al día o quien tiene suficiente con realizarlos un par de veces por semana.
  • Las condiciones ambientales, las estaciones del año, tus hábitos de vida, tu alimentación, tu estado hormonal, los cuidados adicionales que le des a tu cabello, son factores pueden hacerte modificar la regularidad con la que hidratas tu cabello y que un producto te funcione mejor o peor en un determinado momento o condición. Piensa que lo mismo ocurre con las cremas corporales y faciales, no solemos usar la misma crema facial en verano que en invierno, ¿verdad? No te extrañes si con los cuidados de tu cabello sucede igual.

 

Hablemos sobre hidratar y sellar
4.4 (88.89%) 9 votes
Share on WhatsApp

Patricia Autor

Por los mundos afro me conocen como Tris.
Decidí crear AfroHair en el 2008, durante mi periodo de transición hacia el cabello natural, con el objetivo de aprender y compartir conocimientos sobre el cabello afro. También me gusta todo relacionado con la belleza y cosmética.

Comentarios

    Negra Flor

    (26 junio, 2013 - 11:33 pm)

    Los repasitos siempre vienen genial para refrescar el contenido. Que, a veces, nos ponemos a inventar e inventar, y nos olvidamos de lo básico 😉

Los comentarios están cerrados.