Copa menstrual, grandioso invento!

Desde hace un par de meses gracias a la copa menstrual, mis menstruaciones han cambiado, hasta el punto de que hay días que apenas me entero de su presencia. Aunque aún estoy  en fase de conocer mejor este producto, en los dos ciclos que llevo usándola, apenas puedo destacar cosas negativas, que no estén asociadas a un uso incorrecto por mi parte.

 ¿Que es la copa menstrual?

Es un recipiente en forma de copa,  fabricado de silicona médica, elástica y antialérgica que se introduce en la vagina y tiene como función recoger el flujo menstrual.

No lo absorbe, como lo hace un tampón o una compresa, simplemente lo retiene en su interior hasta ser vaciado.

copa vaginal

¿Como y donde se coloca?

Se introduce plegada, generalmente de la misma forma que muestro en la siguiente foto.  Una vez dentro de la vagina se expande recuperando su forma, más o menos el sistema de inserción es similar a la de un tampón sin aplicador,  aunque no se coloca a la misma profundidad. La copa queda perfectamente sujeta entre las paredes de la vagina y ejerce vacío que evita que el contenido (sangre) se salga.

 copa menstrual plegada para introducirlaPosición recomendada para introducir la copa

¿Como se extrae?

Simplemente se pellizca  la parte inferior de la copa, para romper el vacío. Con ayuda de los dedos y del rabito se desliza cuidadosamente por el canal vaginal, manteniéndola en posición vertical para evitar que el contenido se derrame. Una vez que se extrae se vierte el fluído en el váter o lavabo.

En este vídeo, explican el proceso de colocación y extracción de una forma muy clara y sencilla .

 

¿Que cuidados requiere, como se guarda?

Durante el periodo, antes de cada inserción es conveniente lavarla con un jabón neutro, o al menos enjuagarla con agua.

copa menstrual con bolsa de tela

Al finalizar el periodo, antes de guardarla en la bolsita de tela transpirable  (la mayoría de marcas de copas suelen incluirla), es necesario esterilizarla, para ello basta con meter la copa en agua hirviendo de 2 a 5 minutos.

¿Cuanto tiempo se puede llevar una copa puesta?

No se recomienda llevar mas de 12 horas seguidas sin vaciarla ni limpiarla.
Las copas tienen una capacidad mayor que la de un tampón super, por lo que salvo en casos excepcionales, se puede llevar muchas más horas, sin preocuparse por su vaciado frecuente.

Se puede llevar puesta para dormir, bañarse, hacer deporte, bailar.

¿Cuanto dura?

Generalmente la mayoría de copas que existen en el mercado duran un promedio de 10 años.

 Ventajas

  • Ecológico. No genera residuos al medio ambiente.
  • Libre de riesgos de Síndrome de shock tóxico (SST). Es el único miedo real que he tenido siempre al usar de tampones. No contiene aditivos químicos, ni sustancias blanqueantes, causantes de alergias e infecciones.
  • No reseca la vagina, evita esa sensación tan desagradable que en muchas ocasiones es  causan los tampones en los últimos días del ciclo.  He sido usuaria de tampones casi dos décadas, y en numerosas ocasiones  ponerme y llevar un tampón durante los en los días finales de cada menstruación, era una cruz, aunque optase por aquellos con  aplicador satinado o tampones de fibras más suaves, todos me acaban raspando, doliendo y provocando picor…
  • Higiénico, a mí por lo menos, me lo parece. Cero olores, ni punto de comparación al de las compresas, por mucho sistema “odor fresh” que tengan.
  • Se puede poner sin tener la menstruación. Esto es muy útil para las que tenemos reglas muy puntuales. A mi me suele venir de madrugada,  por lo que antes de acostarme o incluso el día antes ya la llevo puesta, anticipándome a su llegada. Así mismo se puede usar sin tener la regla para practicar su inserción/extracción.
  • Ahorro. Dependiendo de la marca, pueden costar entre 12 y 40€, este gasto inicial se amortiza  mas que de sobra, al ser reutilizable y tener una vida útil tan larga.  Si se saca el cálculo de lo que se gastaría en todos esos años en material higiénico femenino, esta claro que compensa mucho.
  • Comodidad. No se nota la sensación de “llevar algo dentro”, el rabito no queda fuera como queda la cuerdecita del tampón. Yo he acabado cortando bastante el rabito, casi a ras y aún con eso no me resulta difícil sacar la copa. A veces, si no fuera por otros síntomas físicos que me acompañan durante el periodo,  ni me acordaría de que la llevo puesta. También supone comodidad el no tener que preocuparse por llevar un neceser con recambios de compresas y tampones.

copa menstrual al reves

Inconvenientes

  • Pérdidas. No deberían ser usuales. Pero a veces pasan, sobre todo al principio, hasta que te haces con el manejo de la copa, y a mi también me ha sucedido un par de veces. Las pérdidas se pueden dar  por no haberla colocado correctamente y entonces no llega a hacer la función de vacío, o por tenerla  muy llena y sobrepasar el punto donde se encuentran los dos agujeritos laterales, lo que hace que se rompa el vacío. Esto último es lo que me pasó a mi, una vez por apurar demasiado su momento de vaciado,  en otra ocasión por puro despiste por que ni me acordaba de ella.
  •  Baños inadecuados para su vaciado y limpieza. Cuando estamos fuera de casa, pocos sitios tienen el lavabo dentro de lo que es la cabina de la taza del váter. Como soluciones para salir del paso se puede limpiar  el  interior de la copa con papel higiénico  procurando que no desprenda fibras, o bien llevar en el bolso una botellita con agua  para enjuagarla de forma discreta.

 

Como me decidí…

Hace un par de años que las descubrí por internet y desde el primer momento me pareció una opción muy adecuada para mí, pero por una razón u otra siempre lo iba dejando pasar y no me la compraba.

Hasta que durante mi ultima regla, antes de recibir mi copa,  me di cuanta de que no me quedaban tampones, y tenía que salir forzosamente de casa a por ellos, era uno de esos días en los que no me apetecía absolutamente nada pisar la calle, pero no me quedaba otra opción  En ese mismo momento  me dije “una y no más”, así que en cuanto regresé a mi casa me puse en búsqueda de la copa adecuada para mí.

Se que muchas mujeres tienen cierto recelo a la copa vaginal y a la sangre.
Es algo personal, por lo que no voy a tratar de auto-convencer a nadie, ni que cambie su visión al respecto.

Para mi la sangre es “solo sangre” nunca me ha producido ninguna adversión, y mucho menos la mía, en todo caso la única sangre que si me da realmente asco es la procedente de animales muertos, por ejemplo no soporto encontrar sangre en un filete de carne.

Desde mi infancia siempre he tratado estos temas con mi madre con total naturalidad, por lo que creo que me ha ayudado a tener un auto-conocimiento muy completo de mi cuerpo.
Por lo tanto, la regla  no es algo que me parezca malo, pecaminoso o sucio.
Tampoco es que me encante estar en “esos días”, pues a veces los tengo horribles, con dolores y falta de energía.
Pero en general lo vivo como algo normal, una parte más de mi feminidad y trato de que no me condicione mi vida.

A los 13 años me vino mi primera regla y desde ese mismo año empecé a usar tampones con frecuencia.  Siempre me han  parecido un gran invento, pero no siempre me brindan comodidad hasta el punto de olvidarme de que “estoy con la regla”.
Entre escapes inoportunos, cordones poco discretos que a veces se asoman por el bikini,  los aplicadores tan malos que tienen algunas marcas, más las molestias que he mencionado antes, hacen que no sean 100% perfectos para mí. Aun con todo ha sido mi método favorito durante muchos años.

Así que tomar la decisión y cambiarme a la copa no ha sido difícil, realmente me ha frenado más la pereza de ponerme a comparar las marcas y decidirme por una.

Mi experiencia en global es excelente, pese al escape puntual y que es necesario estar totalmente relajada  las primeras veces para colocarla bien, (recomiendo mojarla un poco con agua), cosas normales que también pasan con otros métodos, la recomiendo encarecidamente.

 

copa menstrual interior

Yo uso la copa de la marca Menstrual Cup talla L  la compré en Ebay  en la tienda inglesa In So Intimate, me decanté por esta marca al ser económica  y poder probarla sin riesgo de no perder mucho dinero en el caso de que no me hubiese gustado. Ahora que sé que va a formar parte de mi vida hasta mi menopausia, no me importa tanto el precio y  quizás me compre otra de  tamaño menor de alguna otra marca  para probar y combinar ambas, aunque realmente con tener una copa, es más que suficiente.

Por desgracia estos productos no se venden en la mayoría de farmacias, aunque sí pueden verse en algunas parafarmacias y herbolarios, sitios online como iHerb, o en empresas de ventas por catálogo.

Existen infinidad de marcas para elegir; Meluna, Diva Cup, Natur Cup, Moon Cup, Femme Cup, Lunette, Yuuki, etc.

Y tú…¿Conoces la copa menstrual  ¿Eres ya usuaria de la copa menstrual?  ¿Has pensado en pasarte a este sistema?

Copa menstrual, grandioso invento!
¿Te ha gustado? ¡Valóralo!
Share on WhatsApp

Patricia Autor

Por los mundos afro me conocen como Tris. Soy aragonesa de cuna, con un 50% de sangre afro americana, y antepasados lejanos filipinos. Treinta y algunos años, residente en Barcelona. Decidí crear AfroHair en el 2008, durante mi periodo de transición hacia el cabello natural, con el objetivo de aprender y compartir conocimientos sobre el cabello afro. También me gusta todo relacionado con la belleza y cosmética. En mis ratos libres me gusta pasear por el campo, andar sin rumbo por la cuidad, leer, ir a la playa a relajarme, patinar, disfrutar de mis mascotas, ver una buena peli de terror junto con mi marido, comer porquerías, bailar danza oriental, pintarme las uñas de los pies, echarme unas risas sola o acompañada sin tener un motivo.

Comentarios

    ROSARIO

    (15 febrero, 2013 - 3:12 pm)

    Bastante completo el artículo.

    Yo también la estoy usando desde hace unos 6 meses. Aun tengo perdidas pero igual me parece muy buena opción. Y de verdad que no se siente para nada. Yo siempre me cambio en mi casa porque tengo la posibilidad de hacerlo y por comodidad.

    Gracias por compartir tu experiencia.

    El Beauty Blog de Eli

    (15 febrero, 2013 - 9:19 am)

    Me ha encantado la review, la compartiré en mi página. Por cierto, sería buena idea llevar en el bolso toallitas antibacterias para limpiar la copa cuando estés fuera de casa, ¿no?

      Tris

      (15 febrero, 2013 - 10:11 am)

      Gracias Eli 🙂 No creo que halla problemas con las toallitas antibacterias, por que muchas chicas utilizan gel de alcohol para desinfectar su copa. El problema lo veo en posibles perfumes o sustancias que contengan las toallitas y que puedan dañar el material de la copa. Gracias también por difundir el post!

Los comentarios están cerrados.